El Sea Launch Commander y la plataforma Odyssey, la flota de lanzamiento de cohetes de Sea Launch

El buque de ensamblaje y mando Sea Launch Commander, junto con la plataforma de lanzamiento flotante Odyssey, forman el sistema de lanzamientos de cohetes espaciales en alta mar Sea Launch, mediante el cual los despegues pueden realizarse lejos de la costa y desde el Ecuador, la posición óptima en la superficie de la Tierra para ello, permitiendo maximizar la carga lanzada mientras se reducen los costes en comparación con los lanzamientos desde tierra firme.

La idea de hacer despegar los cohetes espaciales desde un buque situado en el Ecuador llevaba en estudio desde los años sesenta del siglo XX, tanto en la antigua Unión Soviética con el desarrollo de los cohetes Tsyklon, como por el Bureau of Ships de la US Navy. Las ventajas de lanzar los cohetes desde el Ecuador son varias: la velocidad de rotación de la Tierra es mayor allí, dando un impulso de lanzamiento adicional; permite lanzar los satélites geoestacionarios con un 25% más de carga que al hacerlo desde Cabo Cañaveral; y desde allí se puede alcanzar cualquier inclinación orbital.

Despegar desde un punto alejado en alta mar tenía además otras ventajas como la reducción de cualquier riesgo implícito en un lanzamiento sobre áreas pobladas o cualquier restricción de lanzamiento debido al tráfico aéreo o marítimo. De hecho, entre 1967 y 1988 el Luigi Broglio Space Center italiano situado en Kenia efectuó nueve lanzamientos de satélites desde la plataforma San Marco en una colaboración entre el Centro de Investigación Aeroespacial de la Universidad de Roma La Sapienza y la NASA.

La plataforma San Marco del Luigi Broglio Space Center (fuente: Wikipedia)

Los estudios soviéticos se abandonaron durante una década según el tamaño de los satélites geoestacionarios superaba las capacidades de carga de los Tsyklon. Pero la aparición de los cohetes Zenit a finales de los años setenta, capaces de lanzar una carga muy superior a los Tsyklon, reactivó el interés en el lanzamiento desde alta mar en 1975. La desintegración de la URSS en 1991 y la posibilidad de perder Rusia la opción de lanzar sus cohetes desde el cosmódromo de Baikonur en la recién independizada República de Kazajstán, aceleró los planes para adaptar los cohetes Zenit, Energia-M y Energia para ser lanzados desde alta mar, aunque el colapso de la economía post-soviética hizo necesaria la búsqueda de inversores extranjeros.

En 1993, el fabricante ruso de naves espaciales y componentes de estaciones espaciales RKK Energiya, el gigante aeroespacial norteamericano Boeing y la compañía marítima noruega Kværner firmaban en la ciudad de Turku (Finlandia) el acuerdo para el desarrollo de Sea Launch, una complejo lanzador de cohetes desde alta mar. Tras escoger el Zenit como el cohete lanzador, su fabricante, la Oficina de Diseño Yuzhnoye ucraniana, se incorporó al consorcio en mayo de 1994.

Tras discutir cuál sería la mejor opción para el lanzamiento de los cohetes (Boeing apostaba por un superpetrolero mientras rusos y noruegos preferían reconvertir una plataforma petrolífera), la plataforma de perforación Odyssey fue la escogida. La Odyssey era en origen una plataforma de perforación semi sumergible y autopropulsada, de 120 metros de eslora por 69 de manga, construida en 1983 en los astilleros de Sumitomo Heavy Industries en Japón para la Ocean Drilling & Exploration Company (ODECO) americana, que se encontraba amarrada oxidándose en los muelles de Dundee (Escocia) desde 1988, año en que fue retirada de las operaciones tras un accidente en el mar del Norte. Tras ser comprada por Kværner en 1993, la LP Odyssey fue trasladada al astillero Rosenberg en Stavanger (Noruega) para su reacondicinamiento.

La transformación de la plataforma de perforación en plataforma de lanzamiento hizo que su eslora aumentara hasta los 133 metros, se le añadieran un par de columnas y un nuevo sistema de propulsión. Su cubierta fue reconstruida para acomodar la plataforma de lanzamiento y el hangar para los cohetes, así como la habilitación para 68 personas (tripulantes y el personal del sistema de lanzamiento), incluyendo camarotes, comedores y espacios médicos y de recreo. Tras finalizar la instalación de los equipos necesarios para los lanzamientos en Vyborg (Rusia) en 1998, la Odyssey cruzó el canal de Suez y el Pacífico hasta llegar a su puerto base de Long Beach (California) en octubre de ese mismo año.

La plataforma de lanzamiento Odyssey (fuente: SpaceNews)

En diciembre de 1995 llegaba el primer pedido para un lanzamiento y comenzaba en el astillero Kvaerner Govan de Glasgow (Escocia) la construcción del buque de ensamblaje y mando Sea Launch Commander. El buque estaba diseñado especialmente para servir como lugar de ensamblaje de los cohetes a la vez que brindar alojamiento a los técnicos de lanzamiento y albergar los controles de la misión. Botado en 1997, el Sea Launch Commander mide 200 metros de eslora por 32 metros de manga, desplaza más de 30.000 toneladas y tiene una autonomía de 33.000 kilómetros. En su interior es capaz de alojar hasta a 240 personas entre tripulación y técnicos. y su habilitación incluye también camarotes, comedores, espacios médicos y espacios de recreo.

Tras su botadura el buque navegó hasta San Petersburgo (Rusia), en donde se instalaron los equipos especiales para el manejo de los componentes de los cohetes y para el control y comando de los lanzamientos. Tras navegar desde Rusia cruzando el canal de Panamá, el buque llegó al puerto base en Long Beach en julio de 1998, unos meses antes que la Odyssey. En ese momento, Sea Launch ya contaba con algunos pedidos más para el lanzamiento de cohetes con satélites a bordo.

El Sea Launch Commander en un fotograma de la película Capitán América: el Soldado de Invierno (fuente: Comic Vine)

El proceso de lanzamiento se inicia con la llegada del satélite (normalmente un satélite de comunicaciones con destino a la órbita geoestacionaria) al puerto base de Long Beach. El cohete lanzador se prueba y se carga de combustible en la instalación de procesamiento de carga en tierra. Ambos son embarcados en el Sea Launch Commander, en donde se ensamblan. El conjunto es luego transferido mediante una grúa a la LP Odyssey, en donde se guarda en el hangar en posición horizontal.

Buque y plataforma navegan 4.800 kilómetros por el Pacífico hasta un punto en el Ecuador en las coordenadas 0° Norte, 154° Oeste, a unos 370 kilómetros de Kiritimati (Kiribati). La plataforma se lastra hasta su calado de lanzamiento de 22 metros y el cohete es transferido mecánicamente desde el hangar hasta el lugar de lanzamiento mientras se coloca en posición vertical. Toda la tripulación de la plataforma se traslada al Sea Launch Commander, que se separa cinco kilómetros del lugar de lanzamiento. El cohete es lanzado de manera autónoma mientras toda la operación es controlada desde el buque y desde el centro de control en tierra firma en Koroliov (Rusia). Con la misión cumplida, la plataforma de lanzamiento y el buque vuelven a su puerto base de Long Beach para prepararse para su próxima misión.

Fuente: SpaceNews

En marzo de 1999 se lanzó un satélite de prueba hasta una órbita geoestacionaria mediante un cohete Zenit-3SL. El primer lanzamiento comercial se producía en octubre de 1999. Entre este primer lanzamiento y el último realizado en mayo de 2014, Sea Launch lanzó 36 satélites al espacio, con tan solo dos incidentes: el 30 de enero de 2007 un cohete Zenit explotó sobre la cubierta de la Odyssey sin causar víctimas, ya que todo el personal se encontraba en el Sea Launch Commander; el 1 de febrero de 2013, otro cohete Zenit se estrellaba cerca de la plataforma instantes después de su lanzamiento.

El camino de Sea Launch desde su primer lanzamiento hasta hoy en día no ha sido fácil, y ha tenido que superar una bancarrota en 2008 de la que no se recuperó hasta 2010, la salida de Boeing y de Aker del consorcio en 2010, y la intervención militar rusa en Ucrania en 2014, en donde se diseñan y construyen los cohetes Zenit y momento desde el cual la actividad de Sea Launch se ha detenido.

En 2016 el grupo ruso S7 compró todas las acciones del proyecto, el barco, la plataforma y las instalaciones de soporte de Long Beach por 150 millones de dólares, con la promesa de retomar los lanzamientos en 2018, pero a día de hoy no se han retomado y la Odyssey y el Sea Launch Commander han cambiado su puerto base desde Long Beach a Slavianka, situada al sur de la ciudad rusa de Vladivostok.

Fuente: Wikipedia

Características principales Sea Launch Commander
Eslora: 203 metros
Manga: 32 metros
Calado: 8 metros
Desplazamiento: 30,000 toneladas
Velocidad: 11 nudos (crucero); 19,5 nudos (máxima)
Autonomía: 33.000 km

Características principales plataforma Odyssey
Eslora: 133 metros
Manga: 67 metros
Calado: 34,5 metros
Desplazamiento: vacía 30.000 toneladas; sumergida 50.600 toneladas


También te puede interesar:


Juan A Oliveira es el responsable de las Áreas de Ingeniería Naval Aplicada y Estructuras en CT Ingenieros. Desde 2013 edita y coordina el blog de temática naval vadebarcos.net. Puedes conectar con él a través de Twitter o LinkedIn.

Si te ha gustado la entrada, puedes recibir las nuevas entradas del blog en tu correo electrónico en el botón de abajo. Además, puedes seguir toda la actualidad del mundo de los barcos en el Twitter o el Flipboard de Vadebarcos.

Únete a 397 seguidores más

2 comentarios en “El Sea Launch Commander y la plataforma Odyssey, la flota de lanzamiento de cohetes de Sea Launch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .