A Shortfall of Gravitas, el nuevo barco de aterrizaje de SpaceX

El 8 de abril de 2016 SpaceX consiguió por primera vez aterrizar con éxito uno de sus cohetes reutilizables Falcon 9 sobre la cubierta de uno de sus buques plataforma de aterrizaje en las aguas del océano Atlántico, después de haberlo enviado al espacio minutos antes con suministros para la Estación Espacial Internacional. Durante los últimos cinco años, hemos visto esta operación repetida decenas de veces, con los cohetes aterrizando alternativamente sobre la cubierta del Of Course I Still Love You y el Just Read the Instructions. Desde agosto de este año, un nuevo buque de aterrizaje se ha unido a la flota de SpaceX, el A Shortfall of Gravitas, debutando con éxito en la misión CRS-23 en colaboración con la NASA con la misión de llevar suministros a la Estación Espacial Internacional.

El buque de transporte de automóviles Sakura Leader, barco del año 2020 en Japón

La Japan Society of Naval Architects and Ocean Engineers (JASNAOE) eligió en julio de 2021 al buque de transporte de automóviles (Pure Car Car and Truck Carrier, PCTC) Sakura Leader como buque del año 2020 en Japón. Este premio se otorga al barco más innovador construido en el país del sol naciente cada año en base a consideraciones técnicas, artísticas y sociales. El Sakura Leader es el primer PCTC construido en Japón capaz de navegar mediante gas natural licuado (GNL) y el primero en ser certificado por la sociedad de clasificación ClassNK japonesa como Digital Smart Ship (DSS), méritos que lo han hecho llevarse el galardón de este año.

El SC Connector, el primer buque del mundo con rotores Flettner inclinables

En enero de 2021 el buque de carga rodada SC Connector, construido en 1997, fue modificado con la instalación sobre su cubierta de dos rotores Flettner y un banco de baterías, lo que lo convirtió no solamente en uno de los pocos buques híbridos del mundo, sino también en el velero más alto de toda Noruega, ocho metros más que el famoso buque escuela de 106 años Statsraad Lehmkuhl.

RMS St Helena, el paddock flotante de la Extreme E

El antiguo buque de carga mixta RMS St Helena, botado en 1989 y que cubrió la ruta entre Ciudad del Cabo y la remota isla de Santa Helena durante 30 años, ha sido transformado en 2020 para servir a partir de ahora como paddock flotante y cuartel general del campeonato Extreme E, en el que SUV’s eléctricos competirán en diferentes localizaciones a lo largo del globo. El buque será el encargado de transportar todo el material necesario para el campeonato (neumáticos, carpas para los boxes, el podio, equipos de televisión, el sistema de energía de hidrógeno que cargará los coches y los propios coches).

El Ever Given, el buque que tiene en jaque al comercio marítimo mundial

El 90% del comercio mundial se realiza por mar. Y un 10% del mismo, es decir, unos 50 buques al día, lo hace cruzando el canal de Suez, los 193 kilómetros que unen el mar Mediterráneo y el mar Rojo desde 1869 y que recorta en una semana el tiempo de viaje entre Asia y Europa. Hasta el pasado martes por la mañana, cuando el portacontenedores Ever Given, un gigante de 400 metros de eslora por 59 de manga y capaz de transportar más de 20.000 contenedores encalló a pocos kilómetros del acceso sur del canal, interrumpiendo el tráfico marítimo en el mismo y provocando una crisis de impacto incierto en el comercio y la economía mundial.