La Isla de las Rosas: cuando en 1968 un italiano construyó su propia isla nación

La Respubliko de la Insulo de la Rozoj (República de la Isla de las Rosas, en esperanto) fue una micronación asentada sobre una plataforma de 400 metros cuadrados construida en aguas internacionales en el mar Adriático, a 12 kilómetros de la ciudad de Rimini. Fundada por su autoproclamado presidente el ingeniero mecánico Giorgio Rosa, la diminuta nación contaba con un idioma oficial, un gobierno y una moneda, pero su historia duró tan solo 55 días.

Imagen: De Facto

Giorgio Rosa (Bolonia, 1925 – Bolonia, 2017) dedicó su vida a la ingeniería, tanto profesionalmente como en el campo de la enseñanza. Pero a finales de los años 50, harto de la burocracia del gobierno italiano, decidió fundar su propio estado. Pero ¿cómo?. Y ¿dónde? Rosa decidió construir una estructura de tubos de acero, para luego trasladarla flotando hasta aguas internacionales, posarla en el fondo marino y colocar sobre ella una estructura fija en donde establecer su propia Utopía. Había que encontrar un lugar adecuado, así que utilizando un sextante y tomando como referencia el faro de Rimini, en julio de 1958 eligió un punto en aguas internacionales, a 6,27 millas náuticas (unos 11,6 kilómetros) de la costa de la Romaña.

Las obras se extendieron desde el verano de 1960 hasta el verano de 1967. La plataforma, de 400 metros cuadrados de superficie, se elevaba sobre las aguas del Adriático soportada por nueve de pilotes de cemento y acero, y sobre la plataforma, el primero de los cinco pisos de ladrillo que estaban planeados. Bajo ella, la Haveno Verda (Puerto Verde), una zona de desembarco para las embarcaciones que llegaran hasta allí, y una tubería hasta un acuífero 200 metros por debajo del fondo del que sacar agua potable, que aseguraba el suministro sin depender de tierra firme.

Imagen: De Facto

El 20 de agosto de 1967 la isla fue abierta al público, con un restaurante, un bar, una discoteca, una tienda de recuerdos y una oficina de correos, dispuesta a recibir a visitantes llegados desde la vecina Rimini, en donde se estaba disparando el fenómeno del turismo de masas. Menos de un año después, el 1 de mayo de 1968, mediante una conferencia de prensa, Giorgio Rosa declaraba la independencia de la Esperanta Respubliko de la Insulo de la Rozoj (República Esperantista de la Isla de las Rosas).

El gobierno de la isla estaba formado por el propio Rosa como presidente, e incluía además otros cinco departamentos: el Departamento de Presidencia, encabezada por Antonio Malossi, el Departamento de Finanzas, presidido por María Auvernia, el Departamento de Interior, dirigido por Carlo Clerks, el Departamento de Industria y Comercio, encabezada por Luciano Marchetti, el Departamento de Relaciones, encabezado por el abogado Luciano Mole, y finalmente el Departamento de Asuntos Exteriores con Mezzini Cesarina a la cabeza.

Giorgio Rosa (Imagen: De Facto)

La oficina de correos de la isla emitió varias series de sellos, vendidos en mill, la moneda de la nueva nación, equivalente en valor a la lira italiana de la época. Y para remarcar su soberanía, independencia y carácter internacional, la república escogió como idioma oficial el esperanto, asesorados por el padre franciscano Albino Ciccanti, un esperantista boloñés muy activo en Rimini, en donde se había celebrado en 1965 el 36º Congreso Nacional de la FEI, la Federazione Esperantista Italiana.

A veinte minutos en barco de Rimini, la isla pronto atrajo a cientos de curiosos, algunos impulsados por el espíritu de libertad del mayo del 68, otros simplemente por las fiestas que allí se llevaban a cabo. Pero también causó estupor y preocupación en el gobierno italiano, que veía la isla como un lugar en el que Rosa podía obtener ingresos de los turistas sin el pago de impuestos al fisco italiano. En plena Guerra Fría, otras acusaciones pusieron al ingeniero y su isla como centro de espionaje o incluso como base secreta para submarinos soviéticos.

Imagen: De Facto

Sea como fuere, 55 días después de la proclamación de independencia, el 25 de junio de 1968 a las 7:00 de la mañana, una docena de embarcaciones de los carabineros y de la Guardia di Finanza del gobierno de la República Italiana pusieron primero en marcha un bloqueo naval a la isla para a continuación proceder a su invasión y tomar el control de esta, prohibiendo cualquier atraque en la misma. Las protestas de Rosa y su gobierno al presidente de la República Italiana, Giuseppe Saragat, fueron ignoradas.

Poco más de medio año después, el 11 de febrero de 1969, buzos de la Marina Militare italiana colocaron 75 kilogramos de explosivo en cada uno de los pilotes de la isla para demolerla y enviarla al fondo, pero las cargas no fueron suficientes. Dos días después aumentaron a 120 kilos por explosivo, pero la isla seguía sin darse por vencida. Finalmente, una tormenta del 26 de febrero acabó con la Isla de las Rosas en el fondo del mar Adriático. Tras cuarenta días de trabajos en el fondo marino, a mediados de abril ya no quedaba ningún rastro de la efímera república.

Giorgio Rosa declaró un gobierno en el exilio, pero la historia de la Respubliko de la Insulo de la Rozoj pronto pasó al olvido, hasta que fue rescatada en forma de documental en el año 2008 por Stefano Biasulli y Roberto Naccari y por un libro de Walter Veltroni, publicado en 2012. Con el consentimiento del propio Rosa, fallecido en 2017, podemos disfrutar ahora en Netflix de La increíble historia de la Isla de las Rosas, película del 2020 de Sydney Sibilia que se basa en esta historia real y cuenta entre sus actores con Elio Germano (en el papel del ingeniero Rosa), Fabrizio Bentivoglio y Luca Zingaretti.


También te puede interesar:


Juan A Oliveira es el responsable de las Áreas de Ingeniería Naval Aplicada y Estructuras en CT Ingenieros. Desde 2013 edita y coordina el blog de temática naval vadebarcos.net. Puedes conectar con él a través de Twitter o LinkedIn.

Si te ha gustado la entrada, puedes recibir las nuevas entradas del blog en tu correo electrónico en el botón de abajo. Además, puedes seguir toda la actualidad del mundo de los barcos en el Twitter o el Flipboard de Vadebarcos.

Únete a 492 seguidores más

Un comentario en “La Isla de las Rosas: cuando en 1968 un italiano construyó su propia isla nación

  1. Pingback: Lo mejor de vadebarcos en 2020 | VA DE BARCOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .