Chase Zero, el primer barco de apoyo de la Copa América propulsado por hidrógeno

Durante sus más de 170 años de historia, la Copa América de vela ha sido siempre terreno abonado para la innovación. En los últimos 35 años hemos visto los primeros catamaranes, luego los catamaranes voladores de la clase AC72 y finalmente los espectaculares monocascos voladores AC75 de la última edición. De cara a la próximas regatas de Barcelona de 2024, la innovación se centra por ahora en los barcos de apoyo a la competición, con la introducción de embarcaciones hidroala impulsadas por hidrógeno, cuyo primer prototipo, el Chase Zero del Emirates Team New Zealand, ha sido presentado en el puerto de Auckland.

AC75, los monocascos voladores de la Copa América 2021

A partir de hoy mismo, 13 de febrero de 2021, comienza la final de la Prada Cup. Durante 10 días, el Ineos Team UK británico y el Luna Rossa Challenge italiano se enfrentarán en una serie de 13 regatas que determinará el retador o aspirante que se enfrentará al Emirates Team New Zealand, actual defensor del título, en la edición número 36 de la Copa América a disputarse entre el 6 y el 21 de marzo en el golfo de Hauraki, en Auckland (Nueva Zelanda). Si hace ya nueve años el Emirates Team New Zealand sorprendió al mundo cuando su catamarán voló sobre las aguas del golfo de Hauraki sobre sus hidroalas,cambiando para siempre las competiciones de vela de alta velocidad, la Copa América de 2021 ha ido un paso más allá trayendo el mundo de los foils a las embarcaciones monocasco. Los nuevos AC75, definidos en la Regla de Clase publicada en 2018, presumen de técnicas de ingeniería y navegación nunca vistas antes en el mundo de la competición a vela.