La Kon-Tiki de Thor Heyerdahl.

proyectop_article_aa49ce343aa3588b75d9476372ce066f_jpg_320x200_100_7695

El pasado 6 de octubre se cumplieron 100 años del nacimiento del explorador noruego Thor Heyerdahl (1914-2002), que a bordo de la balsa de madera Kon-Tiki en su expedición de 1947, atravesó el océano Pacífico, desde Perú hasta la Polinesia, en su afán de demostrar que los antiguos pobladores de Sudamérica podrían haber alcanzado las islas de Oceanía.

Thor-Heyerdahl

“El último de los grandes aventureros románticos”, como le recuerdan en la sede londinense de la Royal Geographic Society. Explorador, aventurero, científico, arqueólogo, marino, divulgador, … Thor Heyerdahl, nació en la ciudad noruega de Larvik en 1914. De su madre, coordinadora del museo local, heredó su amor por la naturaleza, que le llevó a tener su propio museo zoológico de niño. Sus estudios en biología marina y geografía en la Universidad de Oslo, y el contacto con la colección de objetos polinesios de una amigo de la familia, lo llevaron en su primera expedición a la remota isla de Fatu Hiva en 1937.

Una vez allí, se interesó por las leyendas locales que hablaban de cómo gente llegada del este habían sido los primeros pobladores de las islas. Su estudio de las corrientes del Pacífico, de ciertos alimentos de origen sudamericano y de la existencia de algunas estatuas similares a otras presentes en sudamérica, le llevaron a desarrollar la teoría de que los antiguos pobladores de las islas habían llegado navegando desde el continente en tiempos precolombinos.

Aunque tanto la ciencia actual como la de su época da por segura la colonización de las islas del Pacífico desde Asia hacia el este, Heyerdahl defendía la teoría de que navegando con el viento por la corriente del Pacífico Norte, pobladores de Asia habían llegado a la costa oeste del Canadá, desplazándose luego hacia el sur y desde sudamérica navegar en balsas hacia el oeste. Su hipótesis no recibió más que burlas de los pocos que la leyeron, que le sugirieron que fabricase su propia balsa y realizase el viaje.

Heyerdahl se desplazó a Perú para construir su balsa en los astilleros del Servicio Industrial de la Marina del Perú. Obtuvo financiación mediante préstamos privados y recibió equipos donados por el ejército de los Estados Unidos.

build-the-kon-tiki1

Siguiendo ilustraciones dejadas por los conquistadores españoles y manteniendo el estilo de construcción indígena, nueve troncos de madera de balsa de árboles de Guayaquil (Ecuador) de casi 14 metros de largo, fueron colocados longitudinalmente unidos mediante lazos de cáñamo (no se utilizaron ni clavos ni cables de acero en la construcción) formando la plataforma principal de la balsa. Transversalmente se colocaron troncos de medio metro de largo espaciados un metro para aumentar la resistencia. Tablones de pino cerraban la balsa en los laterales. La cubierta se cubrió parcialmente con bambú, y sobre ella se colocó una caseta del mismo material cubierta por hojas de banano. El mástil estaba construido de dos piezas de mangle colocadas formando una A de casi 9 metros de alto, y de él se colgaba una vela de 4,5 por 5,5 metros.

K_T_1

La balsa fue bautizada como Kon-Tiki, nombre antiguo por el que se conocía a Viracocha, el más destacado de entre los dioses del ámbito andino. Seis hombres y un loro formaban la tripulación de la Kon-Tiki, el propio Heyerdahl, el navegante y artista Erik Hesselberg, el sociólogo y traductor Bengt Danielsson, los radio operadores Knut Haugland y Torstein Raaby y el ingeniero Herman Watzinger, todos ellos noruegos excepto Danielsson, sueco.

Thor+Heyerdahl+i+Kon-Tiki+1950

La Kon-Tiki partió del Callao el 28 de abril de 1947. Remolcada durante las primeras 50 millas de viaje por un remolcador de la marina peruana para evitar el tráfico marino costero, luego se  dejó llevar por la corriente de Humboldt.

Kon_Map

Mil litros de agua, repartidos en recipientes modernos y antiguos, 200 cocos, batatas, porongos y frutas variadas, y raciones de combate del ejército de los Estados Unidos conformaban las provisiones para el viaje. Los aventureros disponían además del propio mar para alimentarse, pescando peces voladores, atunes de aleta amarilla o tiburones.

tumblr_lhtpi3smc11qd8yq5o1_400

Aunque la expedición contó con elementos modernos como la radio, relojes, sextantes o mapas, no resultaron relevantes a la hora de mostrar que la balsa podía realizar la travesía. Así, 101 días y 6.980 km después de salir del Callao, la balsa encalló en un islote deshabitado del atolón de Raroia, en las islas Tuamotu, el 7 de agosto de 1947. Días después la goleta francesa Tamara remolcaba la balsa hasta Tahití.

kontiki_650

La expedición demostró que el viaje era posible, y abrió un nuevo camino en la arqueología experimental, continuado por el propio Heyerdahl con sus viajes a través del Atlántico, o por otros aventureros, como Éric de Bisschop a bordo de la Tahiti-Nui o Carlos Caravedo en la Tangaroa. El libro escrito por Heyerdahl al finalizar el viaje se convirtió en un éxito de ventas traducido a más de 60 idiomas, y la película que se filmó recibió el Óscar al mejor documental de 1951.

Heyerdahl falleció el 18 de abril de 2002 en Colla Micheri, Italia. Recibió un funeral de estado en la Catedral de Oslo y sus restos descansan en el jardín de su hogar. Sus expediciones cautivaron al público, introduciendo a personas de todas las edades a la arqueología y etnología. Sin embargo, aunque recibió 11 doctorados honoris causa en diferentes universidades europeas y americanas, nunca consiguió el reconocimiento de la comunidad científica más ortodoxa.

La Kon-Tiki original se puede visitar en el Museo Kon-Tiki de Bygdøy, cerca de Oslo.

Kon-tiki

Para saber más:

Kon-Tiki. Antropología y Arqueología experimental.

Thor, el aventurero del siglo.

Thor Heyerdahl (inglés).

“The Kon-Tiki Expedition…” … A Tribute.

Fuentes gráficas:   espacio360.pe   3d-car-shows.com   sailboatmodel.info   avosurt.livejournal.com   laaventuradelahistoria.es   kaskus.co.id   ngyimhontom.wordpress.com   theoceanvoyager.com

Un artículo de Juan A Oliveira. Si te ha gustado la entrada, puedes seguir el blog por Twitter, Facebook  o correo electrónico (búscalo más abajo),  para recibir las actualizaciones semanales.

Anuncios

Un comentario en “La Kon-Tiki de Thor Heyerdahl.

  1. Pingback: La aventura de la Kon-Tiki de Thor Heyerdahl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s