Desastres marítimos: la plataforma Piper Alpha

Imagen plataforma petrolífera

¿Qué es una plataforma de perforación petrolífera?

Hay una estrofa de la famosa canción del musical Cabaret, interpretada por Liza Minelli “el dinero hace mover el mundo” (money makes the world go round). Son legión los seguidores de este precepto,  pero otros están en desacuerdo y citan como claves el amor o incluso la música. Lo cierto es que en este mundo dependiente de las fuentes fósiles de energía, el petróleo es el gran motor de nuestras vidas y de nuestras economías. Se consumen alrededor de ochenta millones de barriles diarios de crudo y para conseguir complacer esta enorme demanda, las compañías petrolíferas “literalmente” barren nuestro planeta en busca del preciado “oro negro”, tanto por tierra como en los océanos. Teniendo en cuenta que las tres cuartas partes de nuestro planeta son de agua salada, la mayoría de las grandes reservas petrolíferas se encuentran sumergidas.

Para conseguir el propósito de obtener el oro negro del fondo de los océanos, las compañías petrolíferas invierten enormes sumas de dinero en la construcción y mantenimiento de unos artefactos denominados plataformas de perforación y de almacenamiento de crudo y gas.

La primera unidad fue construida en el año 1897 en el estado de California, realizándose su instalación en tierra y ya en el año 1928 se dio paso a la instalación de plataformas en los océanos.

Hoy en día, estas estructuras son consideradas verdaderas ciudades flotantes, dando alojamiento y ocupación laboral a cientos de personas, siendo capaces de perforar la corteza terrestre a más de 1.200 metros de profundidad (mayor que la altura de cualquier rascacielos existente)

Esquema básico de una torre de perforación petrolifera

La plataforma Piper Alpha.

Fue considerada la mayor catástrofe a nivel mundial ocurrida sobre una plataforma petrolífera. La plataforma Piper Alpha era una estación de producción de crudo en el Mar del Norte dirigida y operada por la compañía Occidental Petroleum Ltd. Estaba enclavada en el sector británico del mayor campo petrolífero existente y a una distancia de 120 millas de la ciudad de Aberdeen (Escocia).

Mapa de situación de la plataforma Piper Alpha

Mapa de situación de la plataforma Piper Alpha

La plataforma comenzó sus tareas de extracción de crudo en el año 1976, pasando posteriormente a ser convertida a una planta productora de gas. El ratio era de un 10% de la producción total de los campos petrolíferos del Mar del Norte. En el año 1988 se llevo el record de producción mundial al ser capaz de extraer 317.000 barriles de petróleo diarios. La plataforma estaba dividida en cuatro módulos. El módulo A (también conocido como el árbol de Navidad) contenía la torre de perforación y todos los mecanismos asociados, los módulos B y C estaban destinados a la producción y compresión del gas. El módulo D tenía como función principal la producción de gas y crudo.

Esquema de la estación Piper Alpha

Esquema de la estación Piper Alpha

El día D.

En los días previos al desastre, la plataforma estaba envuelta en una actividad inusual teniendo un equipo de 226 trabajadores totalmente involucrados en sus tareas cotidianas de mantenimiento y producción de crudo y gas. El día D (6 de Julio del año 1988) una válvula de alivio y seguridad de uno de los dos compresores existentes en la plataforma (compresores A y B) fue desmontada para una puesta a punto y calibración. A las 6 de la mañana, con el trabajo todavía sin completar, la tubería donde se encontraba instalada la válvula fue tapada con una brida ciega y el técnico responsable cubrió un formulario indicando que el compresor A estaba inoperativo, estando prohibida su puesta en servicio. A las 09:45 de la misma mañana se produce la fatalidad de que el compresor B queda fuera de servicio, quedando totalmente inoperativo. Al no haberse encontrado el formulario rellenado por el técnico, el personal encargado del manejo del compresor decide poner en funcionamiento el compresor A, y ahí comenzó la cuenta atrás.

Las consecuencias.

El compresor A comienza a funcionar, inyectando gas a 45 kgr. de presión en las tuberías. La brida ciega puesta por el técnico no resiste la presión y comienza a dejar fluir el gas por el hueco donde se alojaba la válvula de alivio y seguridad desmontada. El gas desprendido por el agujero encuentra en su camino una fuente de ignición y se produce a las 10 de la mañana una enorme deflagración con consecuencias catastróficas.

La fuerza de la explosión devastó la sala de control, reventó los mamparos, hizo volar puertas y ventanas de sus lugares, haciendo salir a todos los trabajadores que se encontraban en sus lugares de trabajo. Se produjo un enorme incendio en el módulo de separación de crudo que en esos momentos estaba alimentado por otras dos plantas (Tartan y Claymore), que a pesar del pavoroso incendio siguieron suministrando crudo y gas a la plataforma Piper Alpha.

Imagen del accidente y los medios contra-incendios

Imagen del accidente y los medios contraincendios

El humo y las llamas impidieron a los trabajadores alcanzar los botes salvavidas (no se pudo lanzar ninguno) quedando agazapados en las escaleras y espacios de habilitación con toallas húmedas en sus rostros para poder respirar. Veinte minutos después de la primera explosión se produjo una segunda como consecuencia del gas proveniente de la estación Tartan.

Los números.

De las 226 personas que trabajaban ese día en la estación Piper Alpha 165 fallecieron, la mayoría de ellos por inhalación de humos y gases. Solamente se pudieron recuperar 137 cuerpos del total de fallecidos. Aparte de los 165 trabajadores también fallecieron dos personas de los equipos de rescate debido a la necesidad de acercarse peligrosamente a la plataforma para la sofocación del incendio. Este accidente generó la necesidad por parte del gobierno de un informe, que fue encargado al experto británico Lord Cullen en Enero del año 1989. Después de trece meses de trabajo y haber escuchado a 150 testigos, hizo un resumen con 106 recomendaciones a tener en cuenta en los trabajos sobre plataformas petrolíferas que cambiaron radicalmente las condiciones de seguridad en las mismas.

Monumento a los fallecidos en el accidente

Monumento a los fallecidos en el accidente

El dia 6 de Julio de 1991 y con la presencia de la reina de Inglaterra, se descubrió en el parque Hazlehead en la ciudad de Abeerden un estatua conmemorativa y en recuerdo de los fallecidos en el accidente, se incluyo una placa con los nombres de los fallecidos y cenizas que no pudieron ser identificadas. El monumento tiene la siguiente inscripción:

Dedicado a la memoria de los ciento sesenta y siete hombres que perdieron sus vidas en el desastre de la plataforma Piper Alpha el dia 6 de Julio de 1988

Referencias.

Conceptos basicos de perforacion petrolifera en http://science.howstuffworks.com

Informacion del accidente en Piper Alpha en el diario “the guardian”

Informacion del accidente en Piper Alpha er www.offshore-technology.com

Testimonios de los supervivientes en www.bbc.com

 Testimonios y curiosidades en www.dailymail.co.uk

Informacion sobre el monumento a los fallecidos en http://aboutaberdeen.com

Cronologia del accidente en http://www.offshorepost.com

 Detalles del suceso en http://www.brighthubengineering.com


Un artículo de Javier Paredes. Si te ha gustado la entrada, puedes seguir el blog por TwitterFacebook  o correo electrónico (búscalo más abajo),  para recibir las actualizaciones semanales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s