El nuevo Bribón, un velero de la clase 6 metros

El último velero de la saga Bribón es un velero de la clase 6 metros construido en el astillero gallego Astilleros Garrido de O Grove en 2017, siguiendo el diseño de los arquitectos navales Juan Kouyoumdjian y Javier Cela.

El nuevo barco es el número diecisiete en recibir el nombre de Bribón, y el segundo de la clase 6M tras el Bribón XVI. Mientras todos los anteriores habían navegado bajo la grímpola del Real Club Náutico de Barcelona, estos dos 6M lo hacen bajo la del Real Club Náutico de Sanxenxo.

El Bribon XVII (fuente: Expansion)

Aunque el nombre de la clase puede llevar a la confusión, los veleros de la 6M o 6 metros no miden seis metros de eslora, sino que miden entre 10 y 12 metros de largo. El 6M hace referencia a una de las clases métricas de la vela internacional, establecidas a principios del siglo XX.

El desarrollo de las regatas a comienzos del siglo XIX hizo necesario establecer algún tipo de compensación en las carreras en las que participaban veleros de diferentes tamaños. Siguiendo el método de medida de los buques mercantes, el arqueo se convirtió en la manera de clasificar a los barcos de vela, basándose en la premisa de que un velero grande bien diseñado debía ser más rápido que un velero pequeño bien diseñado. Así, se definieron cuatro clases en función del tamaño, y cada barco se clasificaba en una de ellas. Se estableció una hándicap de distancia, de tal manera que los veleros de la clase 1 debían recorrer más distancia que los de la clase 2, y así hasta la clase 4. El handicap de distancia se sustituyó por un hándicap de tiempo en 1834.

La popularización de las regatas llevó a diseños cada vez mejores independientemente de su tamaño, haciendo la clasificación de arqueo obsoleta. En un intento de devolver el equilibrio, se estableció en 1855 la primera fórmula para yates, la Thames Measurement, que sería la primera regla internacional después de que el Yacht Club of France la adoptara también en 1870. Pero, aun así, se llegó al siglo XX con grandes diferencias entre los principales países europeos, lo que convertía en una locura cada una de las competiciones internacionales que se celebraban.

En 1904, el Mayor Brooke Heckstall-Smith, secretario de la Yacht Racing Association inglesa escribió a sus colegas del Yacht Club de France, remarcando la necesidad de reunirse en una conferencia internacional para poner orden en las diferentes medidas y tipos de regatas existentes en aquella época. Entre enero y junio de 1906 se llevó a cabo en Londres la International Conference of Yacht Measurement, en donde representantes de once países europeos y un observador americano, ingenieros navales y diseñadores de yates formularon la Regla Internacional o Regla Métrica.

Los delegados de los once países volvieron a juntarse en octubre de 1907 en París, en donde ratificaron la regla (Estados Unidos se mantuvo al margen), que no sólo definía las clases y dimensiones de los yates, sino también los reglamentos constructivos dictados por la Lloyd’s y las reglas de las regatas. Así, se establecía la International Yacht Racing Union (IYRU), precursora de la Federación Internacional de Vela (World Sailing desde 2005).

Veleros de las clases 19 y 15 en 1913 (fuente: Wikipedia)

Las clases métricas regulaban barcos de distinto valor de arqueo repartidos entre las clases 6, 7, 8, 9, 10, 12, 15 19 y 23. Estos valores eran el resultado de la siguiente fórmula:

En donde:

L = Eslora en flotación (LWL)
B = manga
G = cadena
d = diferencia entre contorno y cadena
S = superficie vélica
F = francobordo

De esta manera, se establecía la diferencia entre un barco monotipo, que siempre se construye con las mismas medidas, y un barco de fórmula métrica internacional, en los que los diseñadores pueden cambiar ciertos parámetros mientras se cumpla el resultado final. La denominación de clase 6 metros, 9 metros, etc se cree que viene de que los valores que hay que introducir en la fórmula se toman en metros, y no en unidades de medida imperiales.

En 1920 se modificó por primera vez la fórmula, desapareciendo la variable “manga” de la misma:

Y en 1933 se volvió a modificar, esta vez eliminando el parámetro de la cadena:

La configuración típica que daba como resultado 6 en esta fórmula era la de un velero con una eslora total de 11,25 metros, una manga de 1,98 metros, un calado de 1,60 metros y una superficie vélica de 43 metros cuadrados.

Aunque en 1908 la clase 6 metros ya fue declarada barco olímpico, no fue hasta la revisión de la regla en 1920 que se convirtió en la más popular de las clases métricas, teniendo su punto álgido en la década de los años treinta del siglo pasado. Pero la aparición de la clase 5.5 metros en 1949, más asequible, desplazó a la clase 6M primero de las regatas internacionales y finalmente en 1952 de los Juegos Olímpicos.

El Mac Miche, medalla de oro en los JJ.OO. de 1912 (fuente: Wikipedia)

El declive de la clase 6 metros duró hasta los años ochenta, momento en que se recuperaron modelos antiguos a través de la restauración y empezaron a construirse nuevos barcos siguiendo esta regla. De los más de 1.500 barcos de la clase 6 metros construidos durante el siglo XX y parte del XXI, han llegado a nuestros días unas 450 embarcaciones.

El Bribón XVII es un clase 6 metros de once metros de eslora cuyo diseño firman los arquitectos navales Juan Kouyoumdjian y Javier Cela. Perteneciente al empresario latinoamericano afincado en Londres José Álvarez, el velero ha sido fabricado en fibra de vidrio por los gallegos Astilleros Garrido.

La historia de este astillero nace hace más de cien años en una pequeña carpintería de ribera en la que su fundador, Manuel Garrido, daba forma a pequeñas embarcaciones tradicionales como chalanas, gamelas o dornas. Durante el último siglo la empresa ha dado trabajo a cinco generaciones de la familia Garrido, dedicándose tanto a la construcción de nuevas embarcaciones como a la reparación y mantenimiento de las ya construidas.


Juan A Oliveira es el responsable del Área de Ingeniería Naval Aplicada en CT Ingenieros. Desde 2013 edita y coordina el blog de temática naval vadebarcos.net. Puedes conectar con él a través de Twitter o LinkedIn.

Si te ha gustado la entrada, puedes recibir las nuevas entradas del blog en tu correo electrónico (busca cómo en la barra de la derecha). Además, puedes seguir toda la actualidad del mundo de los barcos en TwitterFacebook  o Flipboard.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s