El USS Anchorage y la NASA ensayan la recuperación de la Orion en el Pacífico

Fuente: Twitter

Hace ya 46 años de la última misión tripulada de la NASA a la Luna, con el viaje del Apolo 17 en diciembre de 1972. La próxima vez que los humanos salgamos de la la órbita baja terrestre será si todo va bien en 2023 a bordo de una cápsula Orion. Si enviar astronautas 65.000 kilómetros más allá de nuestro satélite se prevé complicado, más lo será traerlos de vuelta sanos y salvos.

La cápsula Orion deberá frenar su velocidad durante la entrada en la atmósfera de 40.000 kilómetros por hora a un poco menos de 500 km/h, para acabar cayendo sobre el océano a tan solo unos 30 km/h. ¿Y qué ocurre después? Aquí es cuando entran en acción los técnicos del equipo de recuperación del centro espacial John F. Kennedy.

La directora del departamento de Aterrizaje y Recuperación de la NASA, la ingeniera Melissa Jones y su equipo serán los encargados de recoger del mar la cápsula con los astronautas a bordo, en un esfuerzo conjunto de la NASA y la US Navy.

La semana pasada tuvo lugar el la costa de California uno de los diferentes tests de recuperación de la cápsula, en el que participó el buque de asalto anfibio USS Anchorage, preparándose para el amerizaje de la primera misión del Orion en diciembre de 2019, la Exploration Mission-1, en la que una nave no tripulada viajará a la Luna para luego volver a la Tierra como ensayo de la misión tripulada de 2023.

En la prueba del 17 de enero se pusieron en práctica y se evaluaron los procesos, procedimientos, los equipos y el personal involucrado en la recuperación de la cápsula en un entorno de mar abierto, utilizando una réplica de la cápsula, idéntica en tamaño, forma y centro de gravedad que el módulo de tripulación de la Orion.

El buque de rescate USNS Salvor depositó la cápsula en el mar, y posteriormente el Anchorage la recuperó utilizando sus embarcaciones auxiliares y su dique inundable. Es la cuarta vez que el buque participa con la NASA en este tipo de pruebas, ya que la combinación de sus radares de búsqueda aérea y sus amplias instalaciones médicas lo hacen ideal para las tareas de recuperación y rescate.

La NASA planea llevar a cabo tres misiones de prueba de recuperación más antes del lanzamiento del Exploration Mission-1 en diciembre del año que viene.

Fuente: U.S. Navy


Juan A Oliveira es el responsable del Área de Ingeniería Naval Aplicada en CT Ingenieros. Desde 2013 edita y coordina el blog de temática naval vadebarcos.net. Puedes conectar con él a través de Twitter o LinkedIn.

Si te ha gustado la entrada, puedes recibir las nuevas entradas del blog en tu correo electrónico (busca cómo en la barra de la derecha). Además, puedes seguir toda la actualidad del mundo de los barcos en TwitterFacebook  o Flipboard.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s