NS Savannah: el carguero nuclear de los Estados Unidos.

nssavannah-1962

El NS Savannah (fuente: Wikipedia)

El NS Savannah es el primero de los cuatro únicos buques mercantes nucleares del mundo. Construido en los EE.UU. en la década de los años sesenta del siglo XX, se mantuvo en operación durante diez años, sirviendo como ejemplo de la aplicación de la energía nuclear a la propulsión de buques civiles.


Atoms for Peace

Tan sólo 8 años después de que Estados Unidos bombardeara con sus bombas nucleares Hiroshima y Nagasaki, su presidente Dwight Eisenhower lanzó en 1953 el la ONU el discurso Atoms for Peace. Tanto este discurso como la operación Candor estaban encaminados a reducir los miedos y las reticencias de la población acerca del armamento nuclear prometiéndoles un futuro mejor a través de la aplicación de la energía nuclear al ámbito civil.

atoms_for_peace_symbol

Logotipo del Atoms for Peace (fuente: Wikipedia)

Como parte del programa, Eisenhower propuso en 1955 la construcción del primer buque mercante propulsado por un reactor nuclear, el NS (N de Nuclear, S de Ship) Savannah. Al año siguiente, el Congreso aprobaba la construcción del buque a través de una joint venture de la Comisión para la Energía Atómica (AEC, Atomic Energy Commission), la United States Maritime Administration (MARAD) y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, con un presupuesto de 46,9 millones de dólares de la época (unos 3.900 millones de euros de hoy en día), de los cuales más de la mitad, 28,3 millones, eran para el reactor nuclear y el núcleo de combustible.

Los EE.UU. iniciaban así una nueva carrera contra la Unión Soviética, que en 1959 botaría el rompehielos Lenin, el primer buque de superficie del mundo a propulsión nuclear, que operaría en las aguas del océano Ártico hasta 1989, año en que fue retirado del servicio. El Lenin permanece hoy en día anclado en Murmansk, en donde funciona como buque museo.


Un buque sin ánimo de lucro

Eisenhower nunca quiso un barco comercial con el que sacar un provecho económico. Su meta era construir un buque que sirviera como embajador del uso pacífico de la energía nuclear y de la tecnología americana. Por ello mandó construir una embarcación para el transporte combinado de pasajeros y carga. Además, no quiso que en el Savannah se utilizara el mismo reactor que en el submarino Nautilus, el primer submarino a propulsión nuclear, obligando al diseño de un nuevo tipo de reactor para eliminar cualquier vínculo con el uso militar de la energía nuclear.

El diseño del buque es impresionante, con unas líneas más cercanas a un crucero que a un buque de carga. Hasta su jarcia estaba diseñada para impresionar. Pero el diseño penalizó la funcionalidad. El espacio destinado al pasaje eliminaba espacio de carga, claramente insuficiente frente a buques mercantes de similar tamaño. Estaba claro que la finalidad del Savannah no era comprobar si la propulsión nuclear de buques mercantes era viable económicamente, si no servir prototipo para el estudio del diseño, operación y manejo de un buque nuclear.


El diseño del buque

El diseño del buque se fue adjudicado a la firma de ingeniería naval George G. Sharp de Nueva York. Los neoyorquinos se encargaron de todo el diseño del barco menos del reactor, encargado a la multinacional norteamericana Babcock & Wilcox. El buque mide 181,8 metros de eslora por 24 metros de manga, con capacidad para 60 pasajeros, 124 tripulantes y 9.400 toneladas de carga.

El buque se divide horizontalmente en nueve compartimentos estancos (siete bodegas, el espacio para el reactor y la cámara de máquinas) y nueve cubiertas (tres de ellas por debajo de la cubierta principal, y las otras cinco por encima). La cubierta D, la más baja, aloja los fondos de los espacios de carga, la cámara de máquinas y el reactor. En la cubierta C, la siguiente hacia arriba, se encuentran parte de los camarotes de la tripulación, la lavandería y una galería acristalada con vistas a la cámara de máquinas. Sobre la cubierta B están situados la cocina y el comedor para 75 comensales, más camarotes para la tripulación y su comedor y espacios de recreo.

nssavannahdr-copy

El comedor del buque (fuente: Maritime Matters)

La cubierta A es la cubierta principal. A proa y popa se encuentran los equipos de carga y descarga. En el centro, están colocados el salón principal, la enfermería, la peluquería y el salón de belleza para el pasaje, así como un laboratorio para monitorizar los efectos del reactor nuclear en la salud del pasaje y la tripulación y la enfermería. Los treinta camarotes para el pasaje, de diferentes tamaños (de uno a tres pasajeros) y todos con baño incluido, se encuentran en esta cubierta. Algunos de los camarotes están conectados entre sí para formar suites.

nssav-suite-copy

Detalle de un camarote (fuente: Maritime Matters)

Ya en la superestructura, la siguiente cubierta, la Promenade Deck está dedicada exclusivamente a espacios comunes, en los que se exponían pinturas o esculturas de diferentes autores norteamericanos mientras el Savannah se mantuvo en operación. A proa se encuentra un cine en el que se podían proyectar películas o conectarlo al circuito cerrado de televisión del buque para ofrecer imágenes del reactor. Encima de esta cubierta está la cubierta de botes, dedicada enteramente a la acomodación de los oficiales.

reception-area

La recepción del buque (fuente: Irish Ships)

La última de las cubiertas, la del puente de navegación, es el lugar en donde se encuentra el puente de gobierno, la sala de radio y la de derrota, así como los camarotes para los operadores de radio, los locales de los ventiladores, las baterías y el generador de emergencia. La decoración interior del Savannah fue obra de la compañía americana Jack Heaney and Associates, manteniendo un aire futurista de acuerdo a la “era atómica” que simbolizaba el buque.

puente-navegacion

El puente de gobierno (fuente: SS Maritime)


El reactor

En cualquier otro buque de carga, la superestructura estaría colocada sobre los espacios de máquinas, de manera que las bodegas fueran fácilmente accesibles desde la cubierta principal. En el caso del Savannah, las necesidades de espacio y recarga del reactor obligaron a retrasar la superestructura por detrás de la escotilla de acceso al mismo. Aunque se pensó en utilizar una copia del reactor del submarino Nautilus, se diseñó finalmente uno nuevo siguiendo estándares comerciales, sin conexión ninguna con cualquier programa militar, preparado para funcionar con uranio de bajo enriquecimiento (en los buques militares se utiliza uranio altamente enriquecido) y con menos requerimientos a los impactos en el buque, pero centrándose en la seguridad y la rentabilidad.

Construido por la multinacional norteamericana Babcock & Wilcox, el reactor de agua a presión del Savannah generaba una potencia de 74 MW, utilizados para generar el vapor que alimentaba una turbina. El resultado eran 15 MW de potencia que movían una sola hélice que desplazaba el buque a una velocidad máxima de 24 nudos. El buque contaba con un sistema de control de la radiación, con 32 puntos de control repartidos por todo el barco,12 monitorizados constantemente y otros 20 examinados automática o manualmente según el momento. El reactor y casi todos los equipos asociados estaban colocados dentro de un recipiente cilíndrico de 50 metros de alto y 10 metros de diámetro, con paredes de acero al carbono de hasta 10 centímetros de grosor, capaza de resistir cualquier fuga del vapor del sistema principal.

ytzkhnalj6dccikmwkve

Sección de la cámara del reactor (fuente: Gizmodo Australia)

En la fase de diseño se había dimensionado el espacio para residuos radiactivos en 40.000 litros (se había estimado que era lo necesario para 100 días de operación), pero pronto se vio que estos datos eran erróneos. En su primer año de operación, el buque produjo 435.000 litros de agua contaminada, que se descargaron directamente al mar sin tratar. En 1963 se corrigió este defecto dimensionando propiamente los tanques de almacenaje de residuos, que se almacenaban a bordo hasta poder depositarlos en una instalación aprobada para ello, o en la NSC Atomic Servant, una barcaza construida en 1960 para servir como apoyo del Savannah en todo el mundo.


La desventajas del buque de carga

Durante la construcción del Savannah, la futura tripulación del buque recibió formación para las tareas particulares del primer buque comercial de propulsión nuclear. Su especialización, y que su número a bordo multiplicaba por dos el de cualquier otro buque de carga a propulsión convencional, hacían que el presupuesto para la tripulación lastraba el resultado comercial del buque.

El Savannah podía dar la vuelta al mundo 14 veces sin repostar a una velocidad de crucero de 20 nudos, pero su diseño penalizaba el espacio de carga, mucho menor que el de cualquier otro carguero de la época (que no necesitaban hipotecar un espacio para 60 pasajeros) y con unas formas del casco afiladas que exigían gastar mucho tiempo en cargar las bodegas de proa a mano en un tiempo en que los puertos se automatizaban cada vez más y ante el nacimiento de una nueva clase de buque de carga: el portacontenedores.


La construcción del buque

La construcción del Savannh comenzó en la New York Shipbuilding Corporation de Camden, Nueva Jersey, el 22 de mayo 1958 con el acto de puesta de quilla con la presencia de Patricia Nixon, esposa del vicepresidente Nixon. Más de mil personas participaron en la construcción del buque que se llevó a cabo en una grada cubierta del astillero. Poco más de un año después, el 21 de julio de 1959 el buque era botado con la esposa del presidente, Mamie Eisenhower como madrina.

ns_savannah_launch

Botadura del NS Savannah (fuente: Wikimedia Commons)

Una vez botado el buque fue llevado al muelle de armamento del astillero, donde permaneció hasta diciembre de 1961, cuando fue completado. En enero de 1962 el capitán Gaston DeGroote tomó el mando del Savannah y lo llevó hasta Yorktown, en Virginia, para las últimas modificaciones y las pruebas del buque. El 23 de marzo de 1962 el reactor fue puesto en funcionamiento y el Savannah salió en abril a navegar por primera vez mediante propulsión nuclear.


Transportando pasaje y carga

El 1 de mayo de 1962, el buque era aceptado por el MARAD y entregado a su operador, States Marine Lines. El 20 de agosto el Savannah partía en su viaje inaugural hacia su puerto de destino, Savannah, en Georgia. En aquel momento, los Estados Unidos habían añadido más de una docena de submarinos nucleares a su flota, el primer buque de superficie nuclear, el crucero Long Beach, y el primer portaaviones nuclear, el Enterprise. Por su parte, la Unión Soviética, contaba también con submarinos y un rompehielos nucleares.

La puesta en funcionamiento del Savannah obligó a establecer nuevas reglas y procedimientos acerca de la operación y el amarre de buques nucleares civiles en los puertos de Estados Unidos y en todo aquel país que el buque visitaba. El Savannah necesitaba de remolcadores siempre preparados para alejar el buque en el caso de un accidente nuclear. El gobierno de los Estados Unidos tuvo que hacerse cargo de asegurar el barco ya que ninguna compañía privada quería hacerlo.

El Savannah cruzó el Canal de Panamá y viajó a lo largo de la costa oeste de los Estados Unidos e incluso Hawaii. A principios de 1963 el buque retornó a Galveston para la revisión de sus primeras 30.000 millas y varias reparaciones y modificaciones. Una huelga de los ingenieros nucleares a bordo del buque acabó con la cancelación del contrato del MARAD con la States Marine Lines y la firma de American Export Isbrandtsen Lines como nuevo operador, con la necesidad de entrenar una nueva tripulación y la obligación de mantener parado el Savannah durante un año. El buque volvió a la operación en la primavera de 1964 con un recorrido por los puertos americanos del Golfo de México y la costa este. En verano el Savannah realizó su primer viaje trasatlántico, diez días de Nueva York a Bremerhaven. En Europa más de 150.000 personas visitaron el buque durante sus estancias en Bremerhaven, Hamburgo, Dublín,  Southampton o Barcelona.

savannah04x12

El Savannah en Barcelona (fuente: Histarmar)

En 1965 el Savannah cerró su recorrido de demostración como buque de pasaje y carga. Había viajado más de 165.000 kilómetros y recibido 1,4 millones de visitantes, visitado 28 puertos de los Estados Unidos y 18 puertos de otros 13 países, y trasladado 848 pasajeros y 4.800 toneladas de carga. Tras esto, el buque fue modificado para dedicarse exclusivamente al transporte de carga, cerrando sus espacios para el pasaje.


El buque mercante

En septiembre de 1965 el Savannah partía de Nueva York en su primer viaje comercial con una carga de 10.000 toneladas. Tras viajar más de 550.000 kilómetros, unas 14 vueltas al mundo, el Savannah volvió a Galveston en 1968 para realizar tareas de mantenimiento y su primer repostaje. Parecía que el momento para apostar por una flota de buques mercantes nucleares había llegado, pero el que podía haber sido el principal cliente de este tipo de flota, el Departamento de Defensa, concluyó que los buques a fuel oil eran más rentables. El programa nuclear civil empezó a ver recortado su presupuesto y en 1970 se tomó la decisión de cesar las operaciones del Savannah.

La decisión del Departamento de Defensa tenía sentido en una coyuntura como la de 1970, cuando el precio de la tonelada de petróleo era de 20 dólares. Cuatro años después, en plena crisis del petróleo, el precio de la tonelada de petróleo se había multiplicado por cuatro. El precio del uranio era el mismo. Los costes de operación del Savannah se habrían igualado con los de los buques de carga a fuel oil.

Estados Unidos nunca llegó a desarrollar una flota de buques mercantes. El Savannah se quedó como un prototipo a la vez que embajador del uso pacífico de la energía nuclear. Otros países construyeron sus propios buques nucleares civiles: en 1968, la República Federal de Alemania construyó el granelaro Otto Hahn; en 1971, Japón botó el Mutsu, un pequeño carguero. La flota civil nuclear más importante es sin duda la soviético/rusa, con nueve rompehielos y un portacontenedores nuclear botados entre 1959 y 2007.

Atomschiff "Otto Hahn" im Hamburger Hafen

El granelero Otto Hahn (fuente: Wikipedia)

Durante sus ocho años de operación, el Savannah viajó más de 700.000 kilómetros, visitado 32 puertos de los Estados Unidos y 45 de otros 26 países. Se estimó que los 75 kilogramos de uranio consumido por el reactor eran el equivalente a 100 millones de litros de fuel oil. El buque produjo unas ganancias de 12 millones de dólares de la época (unos 70 millones de euros de hoy en día).


Desde su retiro hasta hoy

En 1971 el buque fue trasladado hasta Savannah, Georgia, con la intención de incluirlo como parte del Eisenhower Peace Memorial, que nunca fue llevado a cabo. Un plan posterior para transformar el buque en un hotel tampoco salió adelante. En 1975 se retiró el combustible del reactor, aunque el reactor se mantuvo a bordo. A finales de la década de los setenta el buque fue trasladado a Galveston por un breve periodo de tiempo, antes de ser enviado a Mount Pleasant, Carolina del Sur, para formar parte del Patriots Point Naval and Maritime Museum.

Allí los visitantes pudieron pasear por sus cubiertas, camarotes o bodegas, y observar el reactor desde una galería de observación hasta 1993, año en que una inspección del MARAD indicó la necesidad de varar el Savannah en dique seco y el museo decidió prescindir del buque como parte de la exposición. Tras la varada y las reparaciones llevadas a cabo en Baltimore, Maryland en 1994, el Savanna fue trasladado a la James River Merchant Marine Reserve Fleet de Newport News, Virginia, para, tras unos trabajos de mantenimiento generales en 2006, ser remolcado en 2008 hasta Baltimore, en donde permanece hoy en día.

ns_savannah_exterior_md2

El Savannah en Baltimore (fuente: Wikimedia Commons)


Características generales.

Eslora: 181,67 metros
Manga: 23,80 metros
Calado: 4,10 metros
Potencia del reactor: 74 MW
Velocidad de servicio: 21 nudos (39 km/h)
Velocidad máxima: 24 nudos (44,45 km/h)
Autonomía: 300.000 millas náuticas a 20 nudos con una sola carga de combustible
Tripulación: 124 personas
Pasajeros: 60 personas
Capacidad de carga: 14.040 toneladas

savannah-image30

savannah-image31

Disposición general del Savannah (fuente: Global Security)


Para saber más:

Página oficial del NS Savannah.

Tour virtual por el NS Savannah.

– Why Did The NS Savannah Fail? Can She Really be Called a Failure?, en Atomic Insights

NS Savannah, a nuclear powered passenger cargo ship, en SS Maritime

– N.S. SAVANNAH – America’s first and only luxury passenger nuclear powered ship, en Cruising the past

– Galerías de imágenes del NS Savannah, aquí, aquí y también aquí.


Un artículo de Juan A Oliveira. Si te ha gustado la entrada, puedes seguir el blog por TwitterFacebook  o correo electrónico (búscalo más abajo),  para recibir las actualizaciones semanales.

Anuncios

Un comentario en “NS Savannah: el carguero nuclear de los Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s