El HMS Endeavour, James Cook y el tránsito de Venus

El HMB Endeavour, réplica australiana del HMS Endeavour original (fuente: Australian National Maritime Museum)

La búsqueda del origen de los modernos buques de investigación oceanográfica nos obliga a viajar 250 años atrás en el tiempo, hasta la época de los grandes viajes de exploración, y la epopeya de James Cook y su tripulación a bordo del HMS Endeavour con destino a Tahití para observar el tránsito de Venus del año 1769.

James Cook

Aunque en un principio la Royal Society propuso al geógrafo Alexander Dalrymple para dirigir la expedición, este fue rechazado por el Primer Lord del Almirantazgo, que en su lugar promovió la figura del oficial James Cook. Cook, nacido en Marton (actual Middlesbrough, Inglaterra) en 1728, había servido en la marina mercante antes de enrolarse en la Royal Navy en 1755. Aunque no era capitán, ni siquiera teniente, Cook había demostrado su capacidad cartografiando las costas canadienses; además, era capaz de determinar la longitud por las estrellas y había llegado a publicar un artículo sobre un eclipse solar. Reunía, en fin, las características de un marino y un científico, lo que lo hacía perfecto para liderar la expedición.

James Cook (fuente: Wikipedia)

El Earl of Pembroke

El Almirantazgo consultó a Cook sobre cuál sería el mejor barco para la expedición. La experiencia de este en la marina mercante a bordo de buques carboneros hizo que se decantara por un buque de este tipo, buques de amplias bodegas, con capacidad para transportar los víveres y los útiles necesarios para el viaje, con proa plana y ancha, popa cuadrada y un casco de formas anchas de poco calado y fondo plano que le permitían ser varado en la playa para cargarlo y descargarlo, o para repararlo sin necesidad de llevarlo a un dique. El barco elegido fue el Earl of Pembroke, construido en el puerto carbonero y ballenero de Whitby (North Yorkshire, Inglaterra) por Thomas Fishburn para Thomas Millner y botado en junio de 1764

El casco y sus refuerzos interiores eran de roble blanco, la quilla de olmo y los mástiles de pino y abeto. El Earl of Pembroke poseía tres mástiles. Los palos trinquete y mayor llevaban grandes velas cuadradas, mientras que el de mesana poseía velas cangrejas delante y detrás. Este tipo de velamen permitía al barco navegar con casi cualquier condición meteorológica, haciendo frente a las más violentas tempestades. Las dimensiones del buque eran de 32 metros de eslora por 9 metros de manga, con un puntal de la bodega de 3,3 metros y un calado a plena carga de 4,3 metros.

Earl of Pembroke en el puerto de Whitby (fuente: Wikipedia)

El Almirantazgo se hizo con el Earl of Pembroke por 2.840 libras esterlinas de la época, y lo sometió a diferentes reformas por valor de 8.957 libras en Deptford, a orillas del Támesis. El casco del buque fue reforzado y calafateado, y se construyó toda una nueva cubierta interior para los camarotes de los oficiales, pañoles y la santa bárbara, además de equiparlo con tres embarcaciones auxiliares y una serie de remos de 8,5 metros de largo por si el viento no soplara o el barco perdiera sus palos. En Galleon’s Reach el buque fue armado con diez cañones y doce pequeños cañones giratorios.

El interior del Endeavour (fuente: Reddit)

Destino Tahití

El 26 de agosto de 1768 el HMS Bark of Endeavour, nombre con el que había sido rebautizado, abandonaba el puerto de Plymouth con 94 personas a bordo y provisiones para 18 meses, al mando del teniente Cook con destino a Tahití, una isla descubierta en el Pacífico Sur apenas un año antes. La misión de Cook y sus hombres era llegar a Tahití antes de junio de 1769 y construir un observatorio astronómico en la isla desde el cual observar el tránsito de Venus a través del Sol, de manera que pudieran medir el tamaño del Sistema Solar, uno de los principales enigmas de la ciencia del siglo XVIII. Aunque los científicos de la época conocían la existencia de seis planetas que orbitaban el Sol y el espacio relativo entre ellos, desconocían las distancias absolutas.

Venus cruza ocasionalmente entre el Sol y la Tierra, y su figura puede verse como un disco negro que cruza la superficie solar. Midiendo el inicio y el tiempo de tránsito desde lugares muy distantes entre sí de la Tierra, Edmund Halley estimó en 1716 que los científicos podrían calcular la distancia entre Venus y el Sol mediante paralaje, y a partir de ahí calcular la escala del Sistema Solar. Aunque todo esto tenía un problema, y es que los tránsitos de Venus tienen lugar a pares, con ocho años de diferencia, cada aproximadamente 120 años. Un equipo internacional intentó realizar los cálculos en el año 1761, pero diversos factores hicieron que la mayoría de los datos fueran incompletos. Si la expedición de Cook fracasaba en 1769, todos estarían muertos para el tránsito de 1874.

La ruta hacia Tahití llevó al Endeavour a Madeira (Portugal) en septiembre, a Rio de Janeiro (Brasil) en noviembre, al Cabo de Hornos en enero de 1769 y por fin a Tahití el 10 de abril, tras ocho meses de travesía y seis bajas. Casi dos meses después, el 3 de junio ocurrió el tránsito de Venus. Charles Green, el astrónomo de la expedición, lo observó y registró, pero el perfil difuso de Venus impidió tomar medidas exactas.

Fuerte Venus, construido en Tahití para observar el tránsito (fuente: Wikipedia)

Aunque se tomaron mediciones desde 76 lugares diferentes del mundo, no resultaron lo suficientemente precisas como para establecer la escala del Sistema Solar. De hecho no se estableció hasta el siguiente tránsito en el siglo XIX, gracias a la fotografía. Cook, tras tres meses en la isla, abrió un segundo sobre con órdenes secretas del Ministerio de la Marina: tenía que abandonar la isla y partir en búsqueda de la Terra Australis Incognita, una gran extensión de tierra ubicada supuestamente entre Tahití y Nueva Zelanda, y así lo hizo el 13 de julio.

La búsqueda de la Terra Australis Incognita

Durante el siguiente año, Cook y su tripulación recorrieron el Pacífico Sur. En septiembre desembarcaron en Nueva Zelanda, siendo los primeros desde Abel Tasman 127 años antes. Durante seis meses bordearon el territorio, para descubrir que se trataban de dos islas y no un nuevo continente. Tras hacer tierra en marzo de 1770 para reclamar las islas para la soberanía británica, y marcar un hito tras explorar y cartografiar 3.860 kilómetros de costa en menos de tres meses, reanudaron su viaje hacia el oeste, para, en abril de 1770, ser el primer buque en llegar a la costa este de Australia.

El Endeavour puso rumbo al norte, bordeando la costa australiana hasta que el 11 de junio el buque embarrancó en un arrecife de lo que hoy conocemos como la Gran Barrera de Coral. Cañones, anclas y otros elementos de gran peso fueron tirados por la borda para liberar el Endeavour, que quedó libre al segundo intento, pero con grandes daños en su casco. Tras varar el buque para repararlo y tomar posesión de aquellas tierras, Cook y su tripulación pusieron rumbo hacia el oeste, pero ahora siempre tras una de las embarcaciones auxiliares que tomaba continuas medidas de la profundidad del mar para evitar nuevas sorpresas.

El Endeavour siendo reparado (fuente: Nautical News Today)

En agosto el barco entró en el estrecho de Torres, entre Australia y Nueva Guinea. Con el fin de mantener todas estas exploraciones en secreto, Cook requisó todos los diarios y anotaciones de la tripulación. En octubre el Endeavour llegaba a Batavia (hoy en día Yakarta), en donde se reabasteció y llevó a cabo diferentes reparaciones durante tres meses, hasta Navidad, que puso de nuevo rumbo al oeste hacia el Cabo de Buena Esperanza.

De vuelta a casa

Aunque el buque fue reparado y estaba en buenas condiciones, su tripulación ya no lo estaba. Los meses en Yakarta dejaron diez víctimas por malaria, y cuando el Endeavour llegó al puerto de Dover (Inglaterra) el 12 de julio de 1771 habían fallecido 38 miembros de la tripulación original. En los tres años de vuelta al mundo, los supervivientes del Endeavour habían registrado el tránsito de Venus, catalogado nuevas especies de plantas y animales, encontrado nuevas razas y nuevos territorios.

Ruta del primer viaje de James Cook (fuente: Wikipedia)

El Endeavour fue enviado al astillero de Woolwich para ser transformado como transporte naval a la semana de su llegada en 1771, y realizó tres viajes a las islas Falkland hasta que en marzo de 1775 fue vendido por 645 libras esterlinas al magnate J. Mather, que lo devolvió al transporte de carbón en el mar del Norte, tarea para la que fue construido.

Con el comienzo de la Guerra de Independencia Americana, el gobierno británico comenzó la búsqueda de navíos para el transporte de tropas al nuevo continente. Mather intentó vender el Endeavour pero fue rechazado por dos veces, hasta que le fueron realizadas una serie de reparaciones, entrando al servicio de la Royal Navy rebautizado como el Lord Sandwich 2. El buque sería hundido a propósito en la bahía de Narragansett para evitar el desembarco de tropas francesas en Newport en la batalla de Rhode Island en agosto de 1778. Este sería el fin de la historia del mítico barco.

Un mes después de su vuelta, Cook fue ascendido a Comandante y puesto al mando de una nueva expedición, a bordo del HMS Resolution. Aunque navegó más allá del círculo polar antártico, no encontró la mítica Terra Australis Incognita, ni llegó a ver la costa del continente antártico. En 1775 retornó a Inglaterra, para al año siguiente partir en su tercer y último viaje de exploración, de nuevo a bordo del HMS Resolution, con el que navegó el Estrecho de Bering en busca del mítico Paso del Noroeste. El 14 de febrero de 1779 fue asesinado en Hawaii tras un altercado con los indígenas.

Características principales.

Eslora: 32 metros
Manga: 8,9 metros
Aparejo: fragata
Armamento: 10 cañones de 4 libras y 12 cañones swivel
Velamen: 897 metros cuadrados
Velocidad: de 7 a 8 nudos
Tripulación: 85 personas
Tropa embarcada: 12 marines
Capacidad total: 94 personas


Juan A Oliveira es el responsable del Área de Ingeniería Naval Aplicada en CT Ingenieros. Desde 2013 edita y coordina el blog de temática naval vadebarcos.net. Puedes conectar con él a través de Twitter o LinkedIn.

Si te ha gustado la entrada, puedes recibir las nuevas entradas del blog en tu correo electrónico (busca cómo en la barra de la derecha). Además, puedes seguir toda la actualidad del mundo de los barcos en TwitterFacebook  o Flipboard.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s