El rompehielos Polarstern protagoniza la mayor expedición polar de la historia

Imagen: Association of Polar Early Career Scientists

Replicando la aventura polar del explorador e investigador noruego Fridtjof Nansen a bordo del Fram hace 126 años, la expedición MOSAiC pasará un año fondeada a bordo del rompehielos Polarstern en el Ártico, cerca del Polo Norte, con la intención de obtener un conocimiento mayor y más profundo del clima de esta inhóspita región de la Tierra, el lugar más afectado por el Cambio Climático y que puede darnos las claves de cómo el calentamiento global afectará al resto de nuestro planeta.

El nombre MOSAiC (Multidisciplinary drifting Observatory for the Study of Arctic Climate, Observatorio Multidisciplinar a la deriva para el Estudio del Clima Ártico en castellano) recoge la complejidad y diversidad de la expedición. La MOSAiC es la primera expedición que analizará el clima ártico desde dentro durante un año. Con un presupuesto de más de 140 millones de euros, la mayor expedición polar de la historia está impulsada por un consorcio internacional de las mayores instituciones en investigación polar, lideradas por el Alfred Wegener Institute for Polar and Marine Research (AWI) de Bremerhaven (Alemania). Apoyada por 19 países, la expedición partió el pasado 20 de septiembre desde Tromsø (Noruega) a bordo del rompehielos Polarstern.

El Polarstern, construido en 1982 por los astilleros Howaldtswerke-Deutsche Werft de Kiel y Nobiskrug de Rendsburg, es un rompehielos de 118 metros de eslora por 25 de manga, utilizado habitualmente por el AWI para sus investigaciones en el Ártico y la Antártida. A pesar de sus 27 años de vida, el Polarstern es uno de los buques de investigación polar más avanzados y versátiles de hoy en día gracias a la actualización a la que fue sometido entre los años 1999 y 2001.

Construido con doble casco, y equipado con una planta capaz de generar 15.000 kW, el buque puede romper hielo de 1,5 metros de grosor mientras navega a 5 nudos de velocidad, e incluso puede con hielo de 3 metros de grosor embistiéndolo. Capaz de operar a temperaturas de -50ºC, el Polarstern permanece activo 310 días al año, navegando en la Antártida en los meses de noviembre a marzo durante el verano austral, y en el Ártico durante los meses del verano boreal, recorriendo unas 50.000 millas náuticas al año. El buque transporta además víveres y repuestos para las bases polares de investigación del AWI, que no podrían mantenerse operativas sin su ayuda.

Imagen: Wikipedia

En su interior viven y trabajan una tripulación de 44 personas más los 55 investigadores y técnicos embarcados. En los nueve laboratorios científicos instalados a bordo, los científicos pueden realizar investigaciones biológicas, geológicas o geofísicas, así como glaciológicas, químicas, oceanográficas o meteorológicas. Además, sobre su cubierta pueden instalarse contenedores con otros laboratorios específicos para la misión a desarrollar. El Polarstern cuenta también con diferentes vehículos (dos helicópteros, balsas inflables, motonieves) que permiten recoger datos más allá del área de influencia del buque. Toda la información recogida por los investigadores es grabada, almacenada y enviada a tierra si es necesario por el moderno sistema informático instalado a bordo.

La expedición seguirá la ruta de la histórica expedición liderada por el aventurero, explorador e investigador noruego Fridtjof Nansen desde 1893 hasta 1896. Desde la ciudad de Tromsø (Noruega), el buque navegará hacia el mar de Laptev en Siberia, adentrándose en la banquisa de hielo hasta quedar atrapado. La corriente lo transportará por la ruta denominada deriva transpolar hacia el Polo Norte, para dirigirse luego al sur hasta llegar al estrecho de Fram, que separa Groenlandia y el archipiélago de las Svalbard (Noruega) un año después.

Más de 600 científicos de 19 nacionalidades pasarán por turnos por el Polarstern, durante los 390 días que durará la expedición y que el buque pasará fondeado y atrapado voluntariamente entre el hielo. Durante dos o tres meses el buque se encontrará tan solo a 200 kilómetros del Polo Norte geográfico, y los expedicionarios sufriran 150 días de noche polar y temperaturas de hasta -45ºC. Los investigadores tendrán durante el año que dure la expedición la oportunidad de investigar los témpanos de hielo y la atmósfera que los envuelve, el fondo marino bajo ellos, la composición química del agua que los rodea y la vida tanto marina como terrestre que en ellos habita.

Imagen: Mosaic Expedition

Otros cuatro buques participarán en la expedición, dando apoyo y transportado suministros al Polarstern, los rompehielos rusos Akademik Fedorov y Admiral Makarov, el sueco Oden y el chino Xue Long II.

Características principales
Desplazamiento: 17.300 toneladas
Eslora: 117,91 metros
Manga: 25,07 metros
Calado: 11,21 metros
Potencia instalada: 14.000 kW
Velocidad: 15,5 nudos
Máximo personal embarcado: 124 personas
Tripulación: 44 personas


También te puede interesar:


Juan A Oliveira es el responsable de las Áreas de Ingeniería Naval Aplicada y Estructuras en CT Ingenieros. Desde 2013 edita y coordina el blog de temática naval vadebarcos.net. Puedes conectar con él a través de Twitter o LinkedIn.

Si te ha gustado la entrada, puedes recibir las nuevas entradas del blog en tu correo electrónico en el botón de abajo. Además, puedes seguir toda la actualidad del mundo de los barcos en el Twitter o el Flipboard de Vadebarcos.

Únete a otros 363 seguidores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .