El remolcador eléctrico RSD-E Tug 2513 de Damen, remolcador del año en los International Tug & Salvage Awards 2022

El Sparky, el primer remolcador totalmente eléctrico de Damen entregado al Puerto de Auckland (Nueva Zelanda) a principios de este año, fue elegido como remolcador del año en la ceremonia de los International Tug and Salvage Awards 2022 celebrada el pasado 2 de octubre en Estambul.

Con la intención de convertirse en un puerto completamente libre de emisiones para 2040, el puerto de Auckland (Nueva Zelanda) decidió en 2019 encargar a Damen el desarrollo y construcción de un remolcador completamente eléctrico basado en el modelo RSD Tug 2513 de 2018. Este sería el primer remolcador eléctrico de tipo RSD (Reversed Stern Drive), el RSD-E Tug 2513 según la codificación del astillero de los Países Bajos, o Sparky, como ha sido bautizado.

Con una eslora de 25 metros, una manga de 13 metros y un calado de 4,95 metros, el Sparky tiene una capacidad de tiro de 70 toneladas hacia proa, 65 toneladas hacia popa y una velocidad de 12 nudos, gracias a sus dos motores eléctricos de 1.850 kW cada uno que hacen girar dos propulsores azimutales Kongsberg de 3 metros de diámetro.

La energía para la propulsión sale de ocho bancos de baterías de recarga rápida de litio-titanato de 2.784 kWh colocados en dos locales diferentes uno a cada banda del barco, aislados del exterior y con la temperatura interior controlada. La potencia instalada es suficiente para dos o más operaciones de remolque antes de tener que recargar sus baterías, operación que le lleva un par de horas. Por seguridad, el Sparky está equipado con dos generadores diésel de 1.000 kW cada uno que cumplen con los límites de NOx Tier III de la OMI gracias a su sistema de reducción catalítica, y que dan al remolcador una capacidad de tiro de 40 toneladas en el caso de fallo eléctrico, aunque su uso no es habitual.

El RSD-E Tug 2513 cumple la filosofía E3 de Damen: respeto al medio ambientE, Eficiencia en la operación y viabilidad Económica. Tanto el diseño como la construcción de la embarcación se optimizaron para la máxima eficiencia y sostenibilidad, gracias a su sistema centralizado de alarma, monitoreo y control Praxis conectado al sistema de minitorización remoto Damen Triton. Y si pensamos en el coste para el armador durante la vida útil del remolcador, el de la versión eléctrica es igual o inferior al coste de un RSD Tug 2513 con motor diésel.


También te puede interesar:


Juan A Oliveira es Ingeniero Técnico Naval por la Universidade da Coruña y MBA por la UNIR. Desde 2013 edita y coordina el blog de temática naval vadebarcos.net. Puedes conectar con él a través de Twitter o LinkedIn.

Si te ha gustado la entrada, puedes recibir las nuevas entradas del blog en tu correo electrónico en el botón de abajo. Además, puedes seguir toda la actualidad del mundo de los barcos en el Twitter o el Flipboard de Vadebarcos.

Únete a 611 seguidores más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.