Grace Murray Hopper, Amazing Grace

A Colosus

Este año se espera que Google ponga en funcionamiento un nuevo cable submarino que conectará España con Estados Unidos y Reino Unido. Este cable no tendrá otro nombre que el de Grace Hopper, un honor muy merecido para la considerada primera hacker de la historia, creadora, entre otros, del lenguaje COBOL y cuyo nombre porta desde hace años el segundo buque de la Marina estadounidense con nombre de mujer.

Contraalmirante Grace Hopper. James S. Davis, Public domain, via Wikimedia Commons

Grace Brewster Murray, a quien mayoritariamente se conoce como Grace Murray Hopper, Amazing Grace (Increíble Grace) o Grandma COBOL (Abuela COBOL), nació el 9 de diciembre de 1906 en Nueva York (Estados Unidos). Era bisnieta de Alexander Russell, un almirante de la Marina de los Estados Unidos, que fue su modelo y héroe personal. También era nieta de un ingeniero civil, John Van Horne, y sus padres fueron Walter Fletcher Murray y Mary Campbell Van Horne.

Desde muy pequeña, Grace mostró aptitudes para las ciencias y las matemáticas, y siempre contó con apoyos para seguir su camino por la rama científica, caracterizándose por ser una persona muy curiosa, lo cual sería de gran relevancia a lo largo de toda su trayectoria profesional. Cuando contaba solamente 7 años, desmontó un despertador de su casa para tratar de comprender cómo funcionaba. Algunas fuentes dicen que, al no conseguir volver a montarlo, se propuso desmontar otros 7, pero su madre procedió a limitar su alcance a un solo reloj.

Grace estudió en varias escuelas privadas, entre ellas la Wardlaw-Hartridge School, antes de acceder al Vassar College neoyorkino en 1924. En esa institución estudiaría matemáticas y física, graduándose con honores en 1928. Se trasladaría entonces a la Universidad de Yale, donde dos años más tarde terminaría su máster en matemáticas. Ese mismo año (1930) se casaría con Vincent Foster Hopper, un doctor en literatura en lengua inglesa de quien tomaría su segundo apellido (que mantendría aun después de su divorcio) y, en 1931, regresaría al Vassar College, donde le habían ofrecido un puesto como asistente en el departamento de matemáticas, compaginando su trabajo los primeros años con su doctorado en matemáticas, que obtuvo en 1934 por la Universidad de Yale. En 1941 fue ascendida a profesora asociada en el mismo Vassar College, donde permanecería hasta 1943.

Sin embargo, sería la Segunda Guerra Mundial la que viniese a marcar realmente el camino profesional de Grace, como sucedió con muchos otros científicos y, en especial, con las científicas mujeres, dado el contexto de aquel momento.

Grace decidió servir en la Marina de su país siguiendo los pasos de su bisabuelo pero, en su caso, formando parte de las WAVES (Women Accepted for Volunteer Emergency Service). En realidad, tuvo que pedir una exención, ya que su peso se encontraba por debajo del mínimo requerido por la Marina y, además, tenía ya 37 años y la consideraban demasiado mayor, pero sus conocimientos matemáticos eran demasiado valiosos para la guerra como para prescindir de ellos. Asistió a la US Naval Reserve Midshipman’s School (programa de adiestramiento de oficiales navales establecido en 1940) en Northampton, Massachusetts, donde el Smith College se había convertido, temporalmente, en centro de entrenamiento de las WAVES, graduándose primera de su promoción en 1944 con el empleo de Alférez de Navío.

Cinta perforada empleada para la programación del Mark I. ArnoldReinhold, CC BY-SA 3.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0, via Wikimedia Commons

Fue destinada al Proyecto de Computación de la Universidad de Harvard, pasando a integrarse en el equipo de programación del Mark I, el primer ordenador electromecánico secuenciado del mundo (en realidad un proto-ordenador, una Calculadora Controlada por Secuencia Automática) que se empleó, entre otras cosas, para calcular los ángulos de puntería de las armas navales en diferentes condiciones climáticas. Además de trabajar con el Mark I, trabajaría con sus sucesores, el Mark II y III, y por sus pioneras y exitosas programaciones para los tres, recibió el Premio de Desarrollo de la Artillería Naval en 1946.

Al acabar la Segunda Guerra Mundial, Grace quiso alistarse en la Marina regular en lugar de seguir en la Reserva, pero su petición fue rechazada por su edad, de modo que permaneció en la Reserva y también en Harvard como investigadora, rechazando incluso un puesto de profesora titular en el Vassar College.

En 1949 se incorporó en Filadelfia a la Eckert – Mauchly Computer Corporation (EMCC, que ese mismo año presentaba su BINAC) como matemática senior. Allí se unió al equipo desarrollador del UNIVAC I. El trabajo de diseño lo comenzaron en la EMCC, y fue completado después de que la compañía fuera adquirida por Remington Rand en 1950. Esta máquina, entregada en 1951 y considerada el primer ordenador “comercial” fabricado en Estados Unidos, fue conocida como UNIVAC hasta que aparecieron sus sucesoras, cuando para diferenciarlas pasó a denominarse UNIVAC I.

Grace Murray Hopper al teclado del UNIVAC, en torno a 1960. Unknown (Smithsonian Institution), CC BY 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0, via Wikimedia Commons

Grace permanecería en la compañía y en sus sucesoras durante años, y en ese entorno sería donde realizase sus mayores contribuciones a la programación moderna.

Cuando propuso el desarrollo de un nuevo lenguaje de programación que usase palabras en inglés en lugar de símbolos, le dijeron que eso no se podía hacer porque los ordenadores no entendían el inglés. Ella insistió en su desarrollo, dado que consideraba que para la mayoría de las personas resultaría mucho más sencillo programar simplemente escribiendo en inglés, siendo los ordenadores los responsables de traducirlo al lenguaje máquina.

La idea fue rechazada durante unos años pero, entre tanto, Grace escribió un documento sobre los compiladores y desarrolló su propio compilador, en realidad, el primer compilador de la historia, el A-0 (Compilador A, versión 0).

En 1954 fue nombrada Directora de Programación Automática (la primera de la compañía) y su departamento lanzó varios de los primeros lenguajes de programación basados en compiladores, entre los que se encontraban ARITH-MATIC (A-3) y MATH-MATIC (AT-3) y, por fin, en 1957, el primer compilador para procesamiento de datos que usaba órdenes en inglés, el FLOW-MATIC (B-0), utilizado principalmente para el cálculo de nóminas.

El FLOW-MATIC, a su vez, sirvió de base para crear un lenguaje informático universal llamado COBOL (COmmon Business-Oriented Language), y en 1959 se creó el comité que diseñó este lenguaje. Aunque Grace no tuvo un papel protagonista en el desarrollo del lenguaje en sí mismo, fue miembro del comité original para crearlo, y dado que el FLOW-MATIC fue una de las mayores influencias el diseño de COBOL, ella pasó a la historia de la informática como su creadora.

Polilla atrapada en tre los relés del Mark II que da lugar al error de considerar que Grace Hopper acuñó el término «debug». Courtesy of the Naval Surface Warfare Center, Dahlgren, VA., 1988., Public domain, via Wikimedia Commons

Grace se retiró de la Reserva en 1966, contando ya 60 años y siendo Capitán de Fragata, pero la Marina pronto requirió sus servicios de nuevo, en principio por un período de seis meses, que resultó ser indefinido. Se retiró de nuevo en 1971, pero se le pidió volver al servicio activo de nuevo en 1972 y fue ascendida a Capitán de Navío en 1973. En realidad, desde 1967 a 1977 sirvió como directora del Grupo de Lenguajes de Programación de la Marina en la Oficina de Planificación de Sistemas de la Información de la Marina.

Durante esa década fue pionera tanto en el reemplazo de los grandes sistemas centralizados por pequeñas redes distribuidas, como en la implementación de estándares para los primeros lenguajes de programación, como FORTRAN y COBOL, llevando las pruebas desarrolladas por la Marina a una convergencia significativa entre los “dialectos” del lenguaje de programación de los principales fabricantes de ordenadores.

Finalmente, en 1983 fue ascendida a Contraalmirante, y en 1986 se retiró de la Reserva de manera definitiva tras cuarenta y tres años de servicio y siendo en ese momento la oficial de más edad de la Marina de los Estados Unidos. Pero su carrera no terminó ahí. Tras su retiro, se incorporó como asesora en Digital Equipment Corporation, participando en foros industriales y en programas educativos hasta su muerte.

Grace fue ampliamente galardonada a lo largo de toda su carrera por su trabajo en el campo de la informática. Entre sus distinciones se encuentra, paradójicamente, el Premio “al Hombre del Año” en Ciencias de la Computación que en 1969 le otorgó la Data Processing Management Association. Se convirtió, también, en la primera persona de Estados Unidos y la primera mujer Miembro Distinguido de la British Computer Society en 1973. Tras su jubilación, recibió la Medalla de Servicio Distinguido de Defensa (1986) y la Medalla Nacional de Tecnología (1991). También recibió múltiples doctorados honorarios (más de 40), y la Marina bautizaría en 1996 un barco con su nombre, el USS Hopper (DDG-70), apodado Amazing Grace.

El USS Hopper (DDG-70) saliendo de Pearl Harbor, Hawaii, en mayo de 2016. Petty Officer 1st Class Charles White, Public domain, via Wikimedia Commons

A menudo se le atribuye erróneamente la invención del término bug para referirse a un error o fallo en un programa pero, en realidad, el término bug ya lo había empleado (al menos) Thomas Alva Edison en sus notas en 1872. Lo que sí es posible es que Grace lo asociase por primera vez a la informática, en su caso relacionado con un insecto (bug) real encontrado entre los relés de la máquina con la que estaba trabajando.

Desde el año 1971 la Association for Computing Machinery entrega un premio anual en su nombre, el Premio Grace Murray Hopper que reconoce a personas que han realizado aportaciones sobresalientes a la informática antes de cumplir los 35 años. A su vez, desde 1994, y anualmente desde 2006, se viene celebrando la Grace Hopper Celebration of Women in Computing, una serie de conferencias para estimular la presencia de las mujeres en el mundo tecnológico.

Falleció en su domicilio de Arlington, Virginia, el 1 de enero de 1992 a los ochenta y cinco años, y fue enterrada con todos los honores militares el 7 de enero en el cementerio Nacional de la misma localidad.

En 2013 Google realizó un Doodle por el 107 aniversario de su nacimiento y, en 2016, fue galardonada por Barack Obama a título póstumo con la Medalla Presidencial de la Libertad por sus logros en el campo de la computación.

Doodle que Google dedicó a Grace Hopper por el 107 aniversario de su nacimiento. Via Google Doodles

También te puede interesar:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.


Laura Alonso es Ingeniera Naval y Oceánica por la UDC. Viguesa de nacimiento, Ferrolana de adopción. Dedicada al Apoyo Logístico Integrado y el continuo aprendizaje por vocación. Puedes conectar con ella a través de TwitterLinkedIn.

Si te ha gustado la entrada, puedes recibir las nuevas entradas del blog en tu correo electrónico en el botón de abajo. Además, puedes seguir toda la actualidad del mundo de los barcos en el Twitter o el Flipboard de Vadebarcos.

Únete a 574 seguidores más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.